El Desafío de Proptech Chile

Carlo D´Agostino es el presidente de la entidad gremial creada en 2021, que agrupa a empresas y organizaciones ligadas al mundo de la construcción, sector inmobiliario y la innovación. Bajo su liderazgo, plantea la importancia de que constructoras, gestores inmobiliarios, fondos de inversión y startups, trabajen mancomunados y se abran a la incorporación de nuevas tecnologías para mejorar las expectativas del sector y conectarse mejor con lo que demandan los nuevos clientes.

La única forma de lograrlo, dice el dirigente gremial, es apuntar a la colaboración entre todos los actores del área. “Chile tiene la mejor plataforma tecnológica de Latinoamérica, pero falta que los participantes del ecosistema conversen más entre sí y sean colaborativos. Hoy en día la academia hace su trabajo, Corfo también, así como los capitales de riesgo, pero cuando se ponen a trabajar juntos casi siempre es uno a uno, nunca entre cuatro, cinco o todos juntos. Por eso mismo nació PropTech Chile. Nuestro desafío es aunar los esfuerzos de todos los estamentos de la industria para así generar una ruta por la cual puedan transitar con mayor certeza todas las startups capaces de generar soluciones tecnológicas para la construcción. Solo de esta forma, las buenas innovaciones, testeadas y con potencial de escalamiento a nivel internacional, llegarán antes al mercado”.

Por su parte, Sebastián Fuenzalida, CEO de Building Clerk, cuenta que “estamos en un proceso de grandes cambios, por lo tanto los grandes desafíos están en entender estos cambios, culturales, políticos y tecnológicos. En Building Clerk analizamos siempre estos puntos. El gran desafío de nuestra empresa es el crecimiento internacional, consolidar México, Panamá, Perú, Colombia y Miami en EEUU. Para eso estamos en crecimiento constante de nuestros equipos de trabajo”.

Lo anterior debe ir de la mano con hacerse cargo de otro desafío que presiona a todos los sectores económicos: el calentamiento global y la contaminación del medio ambiente. Para D’Agostino, considerando que la construcción es una de las industrias que más desperdicios y emisiones de carbono genera, esto se vuelve ineludible.

“Hoy son muchos los retos que llevan a las empresas a cambiar sus procesos y mejorar sus productos, pero sin duda salvar el planeta es uno de los más importantes, no solo como una declaración de buenas intenciones, sino porque el cliente así lo demanda. Hay un cambio cultural enorme, la gente joven ya no compra productos que no estén certificados ambientalmente, incluidos departamentos y casas. Y, además, la banca de a poco se está poniendo más exigente y pidiendo a las constructoras contar con un plan de descarbonización para prestarles plata para ejecutar sus proyectos”, afirma D´Agostino.

“Los nuevos clientes buscan experiencia, facilidad, comodidad, que todo sea rápido, al instante, siendo hoy la autogestión un factor clave para que ellos sean más felices. Los clientes no quieren llamar por teléfono, quieren todo en la mano, por lo tanto la tecnología es y será la reina en la materia de ir mejorando nuestras malas prácticas. La tecnología siempre trata de cuidar el medio ambiente reduciendo viajes, papel, factores que ayudan mucho a disminuir la huella de carbono de cada persona”, finaliza Fuenzalida.

Noticias Recientes