Mantención de ascensores ¿cómo lo manejan las comunidades?

Los ascensores en Chile existen hace más de 100 años. Y se mantuvieron por mucho tiempo, sin que existiera una regulación que otorgara los lineamientos que debían cumplir las empresas que desarrollaran los diferentes servicios.

Todo lo relacionado a ascensores es relativamente nuevo en nuestro país. Recién el año 2010 se creó la ley 20.296, cuyo objetivo principal fue ordenar este rubro y crear un registro nacional de empresas que se dedican a diferentes áreas; la instalación de ascensores en edificios nuevos, las empresas que se dedican a la mantención y una categoría de certificación, de la cual no se sabían muy bien sus atribuciones. Por ello, se creó un registro dependiente del MINVU, en el que todas las empresas que desarrollan servicios de ascensores, tienen que acreditarse y cumplir con cierta cantidad de documentación, la cual se valida anualmente para que se les permita operar.

Hoy, la Ley de Copropiedad obliga a todas las edificaciones que tengan ascensores, a que celebren contrato con estas empresas registradas en el MINVU, para que puedan hacer sus mantenciones mensuales, algo que también estipula la ley. Solo hace un par de años atrás, esta categoría de certificación tomó un papel fundamental y obligó a las comunidades de edificios a cumplir estrictamente con la normativa.

En términos generales, la conciencia por hacer esto está en la administración de edificios, que se ha profesionalizado rotundamente en los últimos años. Ahora, irrumpieron las empresas de administraciones de condominios, que tienen 20 o 30 edificios a su haber, con gastos fijos variables, ingresos y egresos. En este caso, ellos están muy ligados con cumplir lo legalmente establecido.

noticio-42-img

¿Qué les falta a las empresas de administración para cumplir con la mantención de ascensores, sin que implique un gasto grande de dinero? En términos generales, no es un gasto tan significativo para las comunidades, porque va ligado a la cantidad de equipos y de pisos por edificio. Los costos más altos se dan en los trabajos normativos, en donde existe una gran variedad de certificadores.

Por otro lado, el tema de la trazabilidad cumple un papel fundamental en el trabajo de mantención, ya que muchas administraciones de edificios antiguos incurren en el error de, al cambiar de empresa, no contar con la información de los trabajos que se ejecutaron previamente, dificultando la mantención que otorgará la nueva empresa. Se genera duplicidad de trabajo y, por ende, un mayor costo.

El Asistente Virtual Building Clerk, permite generar vías directas de gestión para la reparación de espacios en el condominio. Así se agilizan los procesos de mantención de viviendas, áreas comunes y postventa. Por medio de nuestro aplicación de mantenimiento, se puede realizar dicha trazabilidad obligando a los proveedores a detallar sus funciones y elementos de reemplazos para así sostener el seguimiento perfecto de todos los procesos, olvidando el antiguo libro de mantenimiento.

Noticias Recientes