Y a los conserjes ¿Quién los protege?

Han estado en la palestra de la noticia en el último tiempo. Y, lamentablemente, no por cosas buenas, sino más bien por las situaciones de violencia y agresión a las que se han visto enfrentados, muchas veces, sin ninguna protección.

Últimamente se han visto riesgosas situaciones en torno a diferentes comunidades residenciales, graficadas en lo que los mismos vecinos registran con sus teléfonos celulares: fiestas clandestinas, ruidos molestos, peleas entre residentes y agresiones a conserjes.

Si bien los reglamentos de copropiedad interceden por la protección de los vecinos y el uso de los espacios comunes, no existe ninguna cláusula que hable del resguardo que se les debe dar a los conserjes, que se ven expuestos a situaciones de gran conflicto, que pueden trascender no solamente físico, sino que también laboral.

La Ley 19.537 de copropiedad tiene un punto referente a esta situación. Ahí se menciona que cuando existen conflictos que involucran a residentes y/o personal de la administración, es el Juzgado de Policía Local la entidad que tiene la facultad de resolverlos. Es la vía legal en la que los conserjes pueden ampararse.

Aparte de lo que pueda estipular la ley en la defensa de este oficio, existe una realidad vigente que habla de una serie de condiciones que se dan para que ocurran los problemas vecinales, esos que tienen tan complicados a los conserjes. Si analizamos la contingencia, los principales conflictos ocurren en los llamados mega-proyectos, donde la mayoría de los habitantes arrienda y en donde el conserje, muchas veces, ni siquiera alcanza a conocer a quienes viven dentro del proyecto, por la alta rotación. Son demasiadas unidades con sobrepoblación.

Compartimos entrevista de nuestro CEO Sebastián Fuenzalida en Las Últimas Noticias

noti

Estamos viviendo una situación que no se había vivido antes, dado el desarrollo que ha tenido el sector inmobiliario con el tiempo. Hay más de cuatro millones de personas viviendo en comunidad, o sea, existen más de 60 mil condominios –al 2018- en Chile que han sido desarrollados para distintos fines y la alta rotación de personas que ingresan y salen de este tipo de condominios, que principalmente son de arriendo o de inversión, ayuda a atenuar este tipo de problemas. También, hay un desconocimiento de hasta dónde llega la función del conserje y cuál es la responsabilidad del personal del edificio. Estamos viviendo en un mundo más globalizado, en donde tenemos distintas culturas que están interactuando en estos condominios, sus formas de vida son distintas. Eso, claramente, también ha afectado la convivencia.

Por otro lado, existen días de la semana en donde, efectivamente, hay más dificultades, horarios más conflictivos, como el fin de semana. Para estos casos, el personal debiese reforzarse, lo que implicaría un leve aumento del gasto común, entendiendo que más del 70% de los edificios presenta una morosidad. Finalmente, todo recae en el comportamiento de los residentes de cada edificio, porque es la gente la que define su entorno y el conserje siempre será la primera persona que brindará ayuda, de cualquier tipo. Los problemas de vivir en comunidad siempre van a existir, pero sí se pueden establecer medidas y protocolos de cómo actuar frente a determinadas situaciones.

Es muy importante tener la información actualizada de los residentes y tener el acceso controlado de las visitas, porque muchas veces hay problemas que tienen que ver con ellos y tener un registro de estas visitas, permitirá tener un mayor control de las personas que están dentro del condominio y poder reaccionar de manera más rápida y efectiva frente a cualquier contratiempo.

¿Cuánto puede ayudar la tecnología?

Y dentro de este escenario, son varias las empresas del rubro que ya han tomado cartas en el asunto, entre ellas, Level, quienes pasaron de tener un 20% de sus conserjes con el curso OS10, a un 60%. Para evitar los conflictos entre moradores y personal, Andreina Cuffaro, jefa de administración de Level, cuenta que “antes que el residente llegue, se le explica el reglamento, en cuanto a cómo debe ser su comportamiento dentro de la comunidad, basándose en el respeto que se le tiene que entregar a todo el equipo. También se les deja claro que cualquier tipo de intento de agresión o daños a la propiedad o administración, son castigados a través de las multas, pero en primer lugar, a través de la comunicación, así llegamos a la soluciones”, añadiendo además que hace poco tiempo uno de los residentes de sus proyectos ofreció golpes a un conserje, por lo que se le cursó una citación, advirtiendo que esto no podía volver a pasar. “Este tipo de charlas y los comunicados sobre el respeto y los buenos tratos, son los que ayudan a reducir este tipo de incidentes”.

Por su parte, Building Clerk, partner de Level, está implementando con éxito dentro de los proyectos Multifamily de la inmobiliaria, toda la tecnología de la plataforma, la cual se comunica directamente con los residentes y con el mismo administrador. “La tecnología que nosotros tenemos desarrollada, puede ayudar a la conserjería y al personal en general a instruirse de mejor manera frente al condominio que se está controlando. Permite que el conserje tenga la información actualizada de los residentes que viven en el condominio de manera digital, no manual. La gracia de la plataforma es que, independiente de quien administre o sea el personal que cubra el turno, la información estará en línea y actualizada y todos los conserjes pueden tener acceso a esta información a modo de controlar mejor los accesos. Así, además, se puede garantizar un control más ágil, aportando mucho a la seguridad de los residentes”, finaliza Charnay.

Noticias Recientes