Administrar la morosidad de los gastos comunes

Ha transcurrido mucho tiempo desde iniciada la pandemia y aún persiste un problema que conocimos desde el principio de esta crisis sanitaria, en relación a las comunidades de edificios residenciales; el no pago de los gastos comunes.

Un ítem que apoya económicamente en todo lo relacionado a la remuneración del personal administrativo y a la mantención de los espacios comunes, para generar una mejor convivencia y seguridad entre los habitantes de una comunidad. Un ítem que, debido a la pérdida de empleo por el Covid-19 y a la crisis económica a nivel mundial, dejó de ser prioridad para muchos.

Según estudios, tres o más meses impagos son el promedio de la morosidad de los residentes y más de un 30% de quienes viven en un edificio tiene sus gastos comunes atrasados. Si bien, las administraciones de edificios han resuelto ser empáticos con la situación de sus vecinos, lo cierto es que, no se puede caer en un embargo, ni tampoco en Dicom.

Algunas administraciones decidieron cortar los servicios básicos de los deudores, pero tal medida debió ser desestimada, ya que la Ley de Servicios Básicos, impide interrumpir el servicio durante la pandemia.

Building Clerk, posee un tecnológico sistema para la administración de edificios y/o condominio, con un sistema integral que cuenta con diversos módulos, que permite conectar a los vecinos, la administración y la consejería en tiempo real y de forma segura.

Dentro de las medidas que están tomando algunos condominios, están las de repactar las deudas en gastos comunes o pedir algún tipo de prórroga o pago mínimo. En estos casos, Building Clerk puede apoyar desde su plataforma con el orden y la gestión de los ingresos y egresos, así como también mantener un registro digital y accesible en tiempo real de los pagos de los vecinos, con el fin de administrar de manera más óptima la comunidad.

Recent Posts