Problemas de mantenimiento

Ocurren principalmente en propiedades con años de antigüedad, pero también pueden suceder en departamentos nuevos. Mantener un inmueble en buenas condiciones puede depender, no solamente del dueño o habitante, sino también de la administración, dependiendo cuál sea el problema y dónde se origine. Y si no se detectan y trabajan a tiempo, pueden ocasionar gastos adicionales de dinero y tiempo.

Los casos más recurrentes al interior de las propiedades, tienen relación con problemas de humedad, que pueden afectar también a los otros vecinos del edificio. Otros chequeos que deben hacerse con frecuencia, corresponden a puertas, tuberías, ventanas y calefacción.

Si hablamos de los exteriores, en donde se encuentran los espacios comunes que comparte la comunidad, estos pueden tener relación con las áreas verdes, piscinas, quinchos, gimnasios y salones.

Mantener estos problemas solucionados a tiempo y con un correcto seguimiento de los procesos, es algo fundamental para que no se transformen en futuras pesadillas inmobiliarias.

Para ello, Building Clerk ofrece su completa plataforma, que navega desde la administración de edificios hasta los servicios de post venta, haciendo catastro y dejando huella de todos los procesos que ocurren en esta y otras áreas, para que vivir en comunidad, así como también ser propietario o arrendatario de un departamento, pueda hacerse de forma segura.

Noticias Recientes