Tecnología para vivir en comunidad

Un sistema integral único en el mercado —que posee distintas funcionalidades y sin costos adicionales — permite conectar a los residentes con la administración y conserjería.

Cada año aumentan las personas que optan por vivir en copropiedad por las ventajas que tiene ese estilo de vida. Es más seguro, no hay que preocuparse de jardines ni espacios externos, de los residuos domiciliarios, ni estar siempre presente para recibir encargos y correspondencia. Aun así, esta alternativa de residencia tiene complicaciones.

Entre las dificultades, está la responsabilidad que tiene cada copropietario de preocuparse por la correcta administración de la comunidad, ya que eso es vital para que su operación sea correcta y los espacios comunes se mantengan estables en el tiempo.

Según Sebastián Fuenzalida, CEO de Building Clerk, los actuales residentes de los edificios de departamentos y condominios tienen más conocimientos del tema y exigen más información. “No les basta con pagar un gasto común, tampoco con una rendición de cuentas. Ellos ahora están preocupados del activo inmobiliario, de su correcto funcionamiento, de proveedores que cumplan con su trabajo en tiempo y forma, de que los administradores hagan su trabajo correctamente, y, además, esperan informes comerciales, de comportamiento, seguridad, contables, financieros, y de recursos humanos. Building Clerk interactúa en las distintas etapas de vida de un edificio o condominio, desde la entrega del inmueble hasta su administración y operación”.

En la etapa de entrega, ofrece un sistema para agendar la recepción de los inmuebles a sus propietarios. “Ello se realiza mediante un moderno sistema que considera una aplicación que captura toda la información de los problemas de la vivienda y genera actas automáticas de entrega”, dice, agregando que luego de esa etapa, se activan los procesos de posventa y administración, los que generan un clima controlado y transparente desde el inicio de los proyectos inmobiliarios.

Building Clerk considera también un módulo de posventa, en donde se activa la Ley de Calidad y Vivienda. Esta obliga a las inmobiliarias a controlar y responder hasta los 10 años, con garantías a los bienes. “Nuestro sistema controla la gestión de posventa y automatiza todas las respuestas a los clientes propietarios, hasta la solución del problema que enfrentan; todos los sistemas son independientes y articulados”, asegura.

Administración de la Comunidad

El módulo de administración de edificios y condominios de Building Clerk es un sistema integral que cuenta con distintos elementos que permiten conectar a los residentes con la administración y conserjería. Esta innovación ya está siendo operada en numerosos edificios.“Nuestra tecnología es la mejor del mercado, porque está enfocada en la solución de problemas actuales. Como esas situaciones son cada vez más comunes y complicadas, la tecnología debe estar al nivel en sus respuestas y deben ser simples para los usuarios”, señala Fuenzalida.

Agrega que, mediante el sistema, la administración cuenta con funciones como contabilidad automatizada, liquidaciones de sueldo y certificación Previred. Gastos comunes, multas automáticas por exceso de uso, módulo de parametrización de espacios comunes, entre otros prácticos adelantos.

Por su parte, el módulo conserjería tiene funciones como notificaciones generales e individuales, central de control de pánico, citofonía virtual, control de acceso, una aplicación que permite levantar problemas en terreno, mediciones de medidores, bitácora, paquetería, votación interactiva, entre muchos otros. A su vez, la aplicación de los residentes contiene información de áreas comunes, eventos, posventa, gastos comunes, citofonía virtual, botón de pánico, notificaciones y novedades, mis visitas, entre otros.

El CEO de Building Clerk comenta que ya están trabajando en varias soluciones en materia de ahorro energético, monitoreo ambiental, control de accesos y seguridad. “El mercado solo ofrece soluciones islas, pero lo que se necesita es un ecosistema que proporcione la información de manera transparente para así tomar las decisiones correctas y sin implicar mayores costos”, concluye.

Fuente el Mercurio, 26 mayo 2020

Recent Posts