Medidas para el retorno y mitigación de contagio en edificios residenciales

Durante la pandemia del COVID-19, los empleadores, propietarios y administradores de edificios han visto limitadas sus operaciones. Considerando que ya estamos a un par de semanas de ir mejorando estos puntos en el plan Paso a Paso, Building Clerk sugiere tomar algunas medidas para crear un lugar de trabajo seguro y saludable tanto para los trabajadores, como para los clientes.

El riesgo de transmisión y propagación del Covid-19 dentro de la comunidad puede ser difícil de determinar. Hasta que eso no se sepa, los estados y comunidades deben presuponer que está ocurriendo algún grado de transmisión o propagación en la comunidad. El COVID-19 es una enfermedad infecciosa por lo que, tomar medidas de mitigación, son de especial importancia antes de que haya una vacuna o un medicamento ampliamente disponible.

Es de vital importancia seguir prácticas de higiene saludable y usar mascarillas de forma permanente en entornos comunitarios. Estas precauciones universales son adecuadas, independientemente de la magnitud de mitigación necesaria.

Las estrategias de mitigación deben ser accesibles, prácticas y aceptables; deben estar adaptadas a las necesidades de cada comunidad e implementarse de manera tal que permitan reducir al mínimo tanto la morbilidad como la mortalidad a causa del virus.

La meta de la mitigación en la comunidad en áreas con transmisión local del COVID-19 es desacelerar su propagación y proteger a todas las personas, especialmente a aquellas con mayor riesgo de enfermarse gravemente, mientras se reduce al mínimo el impacto negativo de estas estrategias. Estas estrategias se utilizan para minimizar la morbilidad y mortalidad en sectores sociales como las áreas conocidas como espacios comunes.

A continuación, algunos puntos importantes de la implementación:

  • Poner énfasis en la responsabilidad individual de implementar medidas recomendadas a nivel personal
  • Apoyar a las Comunidades a implementen las medidas adecuadas
  • Priorizar los entornos que proporcionan servicios de infraestructura crítica
  • Minimizar las interferencias con la vida diaria en la medida de lo posible, y garantizar el acceso a la atención de salud y otros servicios esenciales.

Fomentar comportamientos que prevengan la propagación del virus

  • Indíqueles a las personas que se queden en casa si están enfermas o han tenido contacto cercano con alguien con COVID-19
  • Enseñe y refuerce la práctica de la higiene de manos y el protocolo para la higiene respiratoria
  • Enseñe y refuerce el uso de Mascarillas
  • Asegúrese de que haya lavabos accesibles y suministros suficientes a disposición para que las personas puedan lavarse las manos (p. ej., jabón, desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol y alguna opción para secarse las manos, como toallas de papel o secador de manos).
  • Coloque carteles o afiches, y promueva mensajes acerca de las conductas que previenen la propagación.

Promover entornos saludables

  • Intensifique la limpieza y desinfección las superficies que se tocan con frecuencia
  • Asegúrese de que los sistemas de ventilación funcionen correctamente y aumente la circulación de aire del exterior
  • Verifique que sea seguro utilizar todos los sistemas de agua
  • Reorganice los espacios para promover la distancia social de al menos 2 metros entre las personas, especialmente entre quienes no viven juntos
  • Instale barreras físicas y guías para fomentar el distanciamiento social si corresponde
  • Cierre los espacios comunes, o escalone su uso y límpielos y desinféctelos antes de cada uso
  • Evite compartir objetos, o límpielos y desinféctelos antes de cada uso

Mantener un funcionamiento saludable

  • Proteja a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
  • Para sobrellevar el estrés, aliente a las personas a no mirar tantas noticias, cuidar su cuerpo, tomarse un tiempo para relajarse y conectar con los demás, especialmente si están preocupadas
  • Brinde información acerca de las regulaciones y funcionamiento del edificio.
  • Escalone o rote los horarios
  • Cree grupos fijos o “cohortes”de personas, y evite mezclar diferentes grupos
  • Realice eventos virtuales. Mantenga el distanciamiento social en todos los eventos presenciales, y limite el tamaño de los grupos tanto como sea posible
  • Limite los visitantes, voluntarios y actividades no esenciales que involucren a grupos u organizaciones externas, especialmente aquellos que no pertenezcan al área local
  • Si es posible, aliente el teletrabajo y las reuniones virtuales
  • Evalúe opciones para los viajes no esenciales.
  • Designe a un punto de contacto del COVID-19
  • Monitoree el ausentismo y elabore un plan de respaldo de dotación de personal
  • Capacite al personal sobre todos los protocolos de seguridad
  • Considere realizar evaluaciones de salud diariamente, como controles de temperatura o síntomas
  • Aliente a quienes comparten las instalaciones a que también se adhieran a las estrategias de mitigación
  • Implemente sistemas de comunicación para:
    – Que las personas auto informen síntomas del COVID-19, el resultado positivo de una prueba de COVID-19 o la exposición a alguien con COVID-19
    – Notificar a las autoridades de salud locales acerca de casos de COVID-19
    – Notificar a las acerca de cualquier exposición al COVID-19 respetando la confidencialidad conforme a las leyes de privacidad
  • Notificar a las acerca del cierre de áreas comunes.

Prepararse en caso de que alguien se enferme

  • Prepárese para aislar y trasladar de manera segura a las personas enfermas hasta su Departamento o un establecimiento de atención médica
  • Aliente a las personas que están enfermas a seguir las instrucciones para cuidarse y cuidar a otros si están enfermos
  • Notifique a quienes hayan tenido contacto cercano con una persona diagnosticada con COVID-19 e indíqueles que se queden en casa y lleven un control personal de los síntomas, y sigan las instrucciones
  • Indíqueles a las personas enfermas cuándo sería seguro volver con base en los criterios para suspender el aislamiento en casa de los CDC
  • Cierre las áreas utilizadas por personas enfermas. Espere > 24 horas antes de limpiar y desinfectar. Garantice el uso seguro y correcto de los desinfectantes aprobados, lo que incluye almacenarlos adecuadamente y lejos del alcance de los niños.

Es importante señalar que no todos los puntos claves son relevantes para cada entorno o comunidad.  Vemos que el retorno será lento, pero no debemos olvida todas estas sugerencias que Building Clerk te entrega.

Noticias Recientes